lunes, 19 de agosto de 2013

La Puerta de Ishtar

Estoy terminando de leer la Puerta de Ishtar, el magnífico juego que Rodrigo García Carmona ha desarrollado a lo largo de varios años de gran esfuerzo. Tengo el manual desde poco después de Navidades, pero realmente no le metí mano hasta ahora. 

Ahora, en pleno calor veraniego y viviendo en Sevilla, no me ha resultado difícil imaginar el árido y terrible lugar que debe ser el mundo de Kishar, la ambientación en la que se desarrolla el juego. La verdad es que, aunque suene ridículo, leer el manual mientras tomas una cerveza fresquita y pasas secas a la fresca sombra de una palmera, te mete en situación de cómo debía sentirse un noble Awilum en su patio; por el contrario, andar bajo el abrasador sol por las calles de la ciudad con el ruido de las cigarras y el sudor corriendo por tu cuerpo como si corrieses una maratón te hace comprender lo mal que debían sentirse los esclavos Mushkenu y Wardu. Con todo, ha sido un curioso ejercicio esta experiencia. 

En fin, dejando de lado la anécdota, lo cierto es que cada vez estoy más contento de haber participado en el mecenazgo del libro.

Podría hacer una reseña sobre el libro, pero sinceramente ya las hay y creo que bastante buenas. Simplemente haré un resumen rápido de los distintos apartados del juego.

Presentación: Yo voté en su momento por una edición a color, pero la encuesta reveló que la mayoría de los participantes deseaban en blanco y negro. Esto no es un problema para la lectura, pero por desgracia las estupendas ilustraciones que acompañan pierden calidad al ser monocromáticas. Aún así no le achaco ningún problema en la maquetación o la estructura del libro. La portada es soberbia y entra por los ojos, la verdad. En general está muy bien organizado, no veo errores que aparecen en otros manuales, como tamaños de fuentes pequeños para títulos, o repetición de párrafos o frases.

Ambientación: creo que es el juego más original que tengo. No he leido nunca nada acerca de juegos de rol ambientados en Mesopotamia, y menos con un trasfondo como este, en el que se mezclan dioses cthonicos con razas propias y seres mitológicos de la época. Además ha conseguido, al menos desde mi punto de vista, saber equilibrar la información que nos proporciona: con este solo manual tenemos más que suficiente para saber cómo es la vida en Kishtar, pero al mismo tiempo le da suficiente cancha al director de juego para rellenar el mundo a su antojo, dando someras descripciones de las ciudades.

Sistema: aquí no puedo opinar mucho por dos razones fundamentalmente. La primera es que no he terminado de leerme las reglas del juego, aunque por lo que llevo es un sistema más bien sencillo de llevar en comparación con otros manuales que poseo. La segunda razón es que no he tenido la oportunidad de probar el juego en marcha, aunque me gustaría hacerlo. No obstante, si uno lee las entradas de Rodrigo en su blog (http://www.puertaishtar.com/) puede encontrar algo de información sobre el sistema y observar que no es complicado. Otro dato a destacar son los sabios consejos que ofrece el autor en el libro para preparar partidas. Estoy acostumbrado a pasar de este tipo de capítulos en otros manuales, pero este ha sido una maravilla leerlo y me parecen realmente útiles para el director que vaya a dirigir, independientemente del juego (con sus límites, claro, pero son realmente acertados).

En fin, para terminar decir que animo a todo aquel director o jugador que busque algo nuevo y distinto al típico d&d o mundo medieval la oportunidad de probar este juego. O al menos de leerlo. Yo me lo estoy pasando pipa con él.

Un saludo y nos leemos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada